Villa Mercedes: robaron más de un millón de pesos y lo escondieron en distintas viviendas

Una caja que no llegó a destino y una “búsqueda del tesoro”. Así podría resumirse el caso policial que investigan efectivos de la Comisaría 8ª y la jueza Antonela Panero en Villa Mercedes, quien ordenó la detención de dos hombres acusados de haber robado más de un millón de pesos en medio de una mudanza y haber distribuido el dinero en al menos cinco domicilios, que fueron allanados este miércoles.

A mediados de diciembre pasado, la sucursal villamercedina de Mega Shop se mudó de un local en calle Lavalle a avenida Mitre. El traslado se realizó en varios días, generalmente aprovechando los domingos, hasta que este último 3 de enero descubrieron el faltante del dinero.

En la mudanza trabajaron Gastón Barrio, encargado del comercio y quien denunció el robo, cuatro empleados y tres personas externas que contrataron para ayudar en la carga de los elementos y el desarme de los estantes de la vieja sucursal.

El dinero había sido guardado la tarde del sábado 2 en una caja de tóner, de material cartón. Eran en total 1.186.100 de pesos, separados en fajos de 100 billetes de 1.000, 500 y 100, y 8.000 pesos en billetes de 50, que según relató Barrio, estaban sujetos en dos elásticos en cada punta de los fajos.  

Tras la denuncia, los trabajos de investigaciones y los allanamientos, la Policía recuperó parte del botín, que había sido repartido en al menos cuatro domicilios: una vivienda ubicada en República del Líbano al 1500, donde hallaron 15.000 pesos; otra de Francia al 900, donde había 50.000 pesos; y otra en el barrio La Ribera, donde escondían 838.000 pesos. 

En el cuarto allanamiento, en el barrio Antonio Palacios, el último de los sospechosos indicó que le había entregado un total de 54.000 pesos, parte de botín, a su suegra, que los tenía en otra casa.

La esposa de este último implicado reconoció además que había un faltante, ya que había gastado dinero en “prendas de vestir de varias tiendas de la ciudad, elementos electrónicos, una bicicleta para niño y un teléfono celular”. También confesó dónde tenían ocultos otros 15.000 pesos.

En total, la Policía logró recuperar 974.000 pesos y la detención de dos acusados que participaron en la mudanza: Enzo Alfonso y Luis Portela, señalados como los autores materiales e imputados por el delito de “Averiguación de hurto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − cinco =