Tributarias destacan la amplitud de la moratoria impositiva

Remarcaron los aspectos positivos de la norma sancionada ayer por el Senado que alivia la situación de las empresas ante el parate de la actividad que trajo consigo la pandemia. También objetaron algunos puntos.

Especialistas en asuntos tributarios consideraron hoy que la nueva moratoria impositiva tiene aspectos a destacar en medio de la crisis que enfrenta el país por la pandemia de coronavirus, como el alcance a todo el universo de empresas, la amplitud de gravámenes, la eximición de intereses resarcitorios y multas, la extinción de acciones penales y los plazos e intereses para cancelar las deudas.

Los especialistas, consultados por Télam, también indicaron, no obstante, que el plazo de las deudas incluidas, hasta el 31 de julio último, “no es suficiente” porque todavía no está claro cuándo se acabarán los efectos de la pandemia de coronavirus en la economía, y además evaluaron que para las empresas que no son pymes, las condiciones para adherir son “demasiado duras”.

El presidente del Centro Argentino de Estudios en lo Penal Tributario, Humberto Bertazza, afirmó que “esta ley tiene un alcance más amplio, lo cual es positivo porque entran todos los contribuyentes”, y remarcó que “tiene ventajas muy importantes, como que condona intereses, multas y termina con el proceso penal por deudas impositivas”.

También subrayó que la “tasa de interés baja del 3% al 2% mensual, durante los primeros seis meses”, y señaló que “la inclusión de deudas hasta el 31 de julio es positiva pero no suficiente porque el aislamiento continúa con la misma problemática”, que se extenderá por un tiempo más, lo cual “es un inconveniente”.

Bertazza señaló que “una gran empresa con activos financieros en el exterior no puede entrar en el régimen salvo que decida repatriar por los menos el 30% de sus activos”, y opinó que “eso es una utopía, ya que para Bienes Personales se planteó una repatriación del 5% y casi nadie lo hizo”.

Además, puntualizó que “si la sociedad que requiere regularizar no tiene activos en el exterior, pero tiene un accionista que tiene más del 30% de participación social y activos en el exterior tampoco puede entrar”.

Por su parte, Alberto Mastandrea, socio de la firma BDO, afirmó que “dentro de los beneficios claramente una de las cuestiones a destacar es la amplitud de los conceptos que se permiten regularizar”, ya que remarcó que “casi no hay exclusiones”.

También subrayó que “se condona el 100% de las acciones que no estuvieran canceladas y una parte sustancial de los intereses resarcitorios”, y añadió que “se procede a la extinción de la acción penal que esté sin sentencia definitiva al momento del dictado de esta norma”.

Asimismo, afirmó que “la cantidad de cuotas también es un aspecto destacable”, porque precisó que “las pymes pueden regularizar determinadas deudas hasta en 120 cuotas, 10 años, y el resto de las empresas en 96 cuotas, que también es significativo”.

Sin embargo, indicó que “las condiciones para las que no son pymes son muy duras”, y estimó que “si para Bienes Personales no hubo casi repatriación, exigir a una empresa con activos en el exterior que repatríe el 30%, va a ser poco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 9 =