Siete provincias tuvieron que retroceder en el proceso de desconfinamiento a causa de los contagios

Mendoza, Jujuy, Buenos Aires, Formosa, Tierra del Fuego, Córdoba y Entre Ríos perdieron el estatus sanitario logrado tras multiplicarse los casos positivos.

Localidades de las provincias de Mendoza, Jujuy, Buenos Aires, Formosa, Tierra del Fuego, Córdoba y Entre Ríos perdieron el estatus sanitario logrado y retrocedieron durante los últimos días en el proceso de desconfinamiento luego de que se multiplicaran los casos de coronavirus, según anunciaron las autoridades locales.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció esta semana que la provincia regresa a la Fase 1 de aislamiento estricto hasta el domingo 2 de agosto, al superar los 1000 casos de coronavirus.

El mandatario provincial indicó que a la fecha hay “zonas críticas muy complejas” como es el caso de Perico, San Salvador de Jujuy y Libertador General San Martín, donde “el desborde es muy alto” y allí se impondrá la prohibición de circular después de las 21 horas.

En la misma línea, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, apeló ayer al “aislamiento voluntario como principio de responsabilidad y de solidaridad” para los demás, en una carta abierta dirigida a los mendocinos, aunque la provincia se encuentre en Fase 5.

Salta, Neuquén y San Juan continúan en Fase 4 de distanciamiento social hasta el momento.


Pero en Buenos Aires, si bien varios municipios de la provincia pasaron a la Fase 5 del aislamiento obligatorio esta última semana, con la mayoría de sus actividades habilitada, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, advirtió que “casi con seguridad vamos a tener que ir a otra etapa de endurecimiento (de la cuarentena) si siguen aumentando los casos”.

En el territorio bonaerense hay 38 municipios del AMBA que permanecen en Fase 3 y 38 en Fase 4.

Es el caso de Monte Hermoso, donde el intendente Alejandro Dichiara anunció el lunes que se volverá a la Fase 5, “sin reuniones sociales, pero con la apertura total de comercios y las salidas de esparcimiento, porque los encuentros son estos los focos más contagiosos”.

Además, Bahía Blanca regresó el lunes a la Fase 4 del distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno provincial, por lo que las autoridades analizarán ahora habilitar la reapertura de los bares y restaurantes.

También Salta y gran parte de Entre Ríos se encuentran en Fase 4, con distanciamiento social y la mayoría de las actividades habilitadas, pero los departamentos entrerrianos de Paraná y Gualeguaychú, que registran la mayoría de los contagios, permanecen con actividades restringidas. Esto se debe al brote de casos en Gualeguaychú, donde la municipalidad decidió suspender las reuniones familiares, centros culturales, gimnasios y academias de danza, bares, restaurantes y locales gastronómicos, bibliotecas, talleres, y actividades náuticas.

“Veníamos de más de 100 días de una situación muy buena”, dijo el intendente de Gualeguaychú, Martín Piaggio, pero “se desató este brote que hizo aumentar los casos, todos leves”, por lo que trabajan para “cercar la circulación del virus”.

Córdoba, Santa Fe y La Rioja se encuentran en Fase 5. Sin embargo, ayer regresaron a Fase 1 las localidades cordobesas de General Roca y Marcos Juárez, debido a los brotes de coronavirus, por lo que el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) dispuso, desde hoy, restringir todas las actividades del sector gastronómico de 20 localidades, ubicadas entre Río Segundo y General Roca –en el límite con Santa Fe– que están sobre el corredor de la ruta nacional 9.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =