Robó un salamín una mortadela y un celular

La venganza se sirve en plato frío. Un joven ladrón de 18 años fue atrapado con un particular botín: dos salamines, una mortadela y un celular con su cargador. El insólito robo ocurrió anoche en una casa del Barrio 500 Viviendas Norte, en la ciudad de San Luis. La víctima llamó al 911 y el Comando Radioeléctrico fue a inspeccionar la zona, ya que denunció que un joven había forzado la reja de una ventana, y que entró y se llevó los elementos. Según el reporte policial, el denunciante le gritó al malhechor, quien finalmente escapó. El propietario brindó las características físicas del acusado, que llevaba un buzo color negro y un pantalón de gimnasia marrón. Los efectivos lo detectaron y lo atraparon, tras una pequeña persecución. Los agentes de la Comisaría N° 38 secuestraron los embutidos y trasladaron al acusado a la delegación policial. Un mal bocado.       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 1 =