Operativo de la PFA

Este viernes, después de varios meses de averiguaciones y de monitorear los movimientos en una vivienda del barrio La Rioja de Villa Mercedes, efectivos de la Policía Federal corroboraron que el dato que tenían desde hace un tiempo, que indicaba que en esa casa funcionaba un kiosco de drogas, era verdad. Tras allanar el domicilio, encontraron una suerte de invernadero repleto de plantas de marihuana. Los investigadores calculan que lo producido a partir de esa plantación tiene, en la venta al menudeo, un valor que ronda los 600 mil pesos. En consecuencia, aprehendieron al dueño de la vivienda y a su hijastro. El padrastro tiene más de 30 años y su hijastro unos 20, confió una fuente de la investigación. Desde este viernes están a disposición del Juzgado Federal de Villa Mercedes por infringir la Ley 23.737, de tenencia y tráfico de estupefacientes. El momento por el que pasan es una experiencia nueva para ellos porque, según trascendió, no tienen antecedentes penales. La investigación que derivó en la requisa hecha en Belgrano 868 empezó gracias a una denuncia anónima. Una persona le advirtió a la Policía que en esa vivienda más de uno había notado “maniobras relacionadas a la venta de drogas”, como así también el hecho de que ahí cultivaban marihuana, dijo. A las 7:30, con el aval del juez federal Juan Carlos Nacul, los policías de la Subdelegación Villa Mercedes allanaron el domicilio. La requisa duró alrededor de seis horas. Además del invernadero, encontraron “elementos que serían para acelerar el crecimiento de las plantas, como lámparas y fertilizantes”, precisó la fuente. También secuestraron plantas en proceso de secado, instrumentos para cortar la droga, dinero en efectivo y un vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + siete =