Localidades aisladas y problemas de circulación en toda la Patagonia

El clima está poniendo a prueba a los sistemas de asistencia en medio de la pandemia de coronavirus a causa de nevadas inusualmente fuertes en zonas de la Patagonia y la región cuyana, con temporales de viento y fuertes heladas, que mantienen aisladas hoy a distintas localidades y parajes del sur del país.

En Mendoza, si bien hubo grandes nevadas en la zona cordillerana, el túnel internacional Cristo Redentor se mantuvo cerrado durante el domingo y lunes, y ya fue rehabilitado esta mañana para el tránsito de camiones de carga, con temperaturas de -8°, de acuerdo a lo que informaron a Télam, voceros de Gendarmería Nacional.

A su vez, personal de Vialidad Nacional efectuó tareas de limpieza para despejar la nieve sobre la calzada asfáltica, habituales en el corredor bioceánico en esta época del año, mientras que el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad, Néstor Majul, informó que en el Área de Control Integrado (ACI) de Uspallata se implementaron medidas a camioneros en el marco de la pandemia de coronavirus: “Los camioneros están bajando en grupos, se mantiene la distancia, utilizan el tapabocas y realizan los trámites con tranquilidad”, explicó.

Distinta es la situación en Neuquén, donde el temporal de nieve y lluvias registrado la semana pasada produjo el corte de rutas, anegamientos y problemas en poblaciones vulnerables que debieron ser asistidas, aunque no hubo evacuados, según informaron las autoridades.

El paso internacional Pino Hachado está cerrado desde hace tres días por la acumulación de nieve y hielo sobre la calzada, y por el viento blanco que ha impedido a los equipos viales trabajar en el lugar.

El gobierno provincial informó que el operativo de ayuda consistió en la entrega de leña, garrafas de gas, agua mineral, víveres, frazadas y ropa de abrigo en un operativo que incluyó 304 máquinas viales y de trabajo, 242 vehículos utilitarios, 1.840 trabajadoras, trabajadores y funcionarios municipales, 10.500 familias asistidas y 1.080 viviendas reparadas.

En Río Negro, la situación también es difícil, por lo que la gobernadora Arabela Carreras confirmó que en la zona andina y en la región Sur, las intensas precipitaciones hicieron que se acumulara gran cantidad de nieve en los caminos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 2 =