Inseguridad en San Luis/ Editorial

Desde que asumió el nuevo Ministro de Seguridad Luciano Anastasi la inseguridad crecio, o no salían los casos a la luz? porque no había un ministerio, la inseguridad el factor sorpresa de los delincuentes, y la poca Policía en las calles mas abocada a la PANDEMIA y si decimos Pandemia es estar en una situación difícil para la sociedad. los delincuentes roban supermercados atracos en las calles a la gente por el celular y las peleas de bandas en los barrios hacen de el GRAN SAN LUIS algo inseguro. Luciano Anastasi tendrá que luchar contra la falta de policías en las calles y las internas policiales, sumándole a todo esto lo que se estaría tramando que es que Seguridad Comunitaria trabaje a la par de la Policía Imposible no están capacitados son civiles que apenas podrían llegar a ordenar el transito, en la ciudad.

Cada vez que arranca un nuevo ministerio de seguridad le paso a Pipi Ali a Diego Gonzalez recuerdo que cuando asumió Ali se vino una cantidad enorme de robos y hasta dos fallecidos en una fabrica que cayo desde un techo por el robo de chapas, Diego Gonzalez hizo el famoso operativo Hereford al mejor estilo Sergio Berni desde el aire con un avión.

Ser ministro de seguridad no es nada facil , tiene sus pro y sus contras pero hay saberlo llevar un ministerio el cual tendra que luchar contra los narcos y distintos problemas, la inseguridad avanza en la Provincia tendra que armar Luciano Anastasi PLAN MAESTRO DE SEGURIDAD.

Podrá hacerlo el nuevo Ministro Anastasi lo dejaran? ahora también la falta de móviles se nota no puede ser que el comando y la Cria 4ta se manejen para semejante jurisdicción con dos móviles ahí sera trabajo de Luciano solucionar eso y tendrá,. que ser un Ministro de seguridad operativo no de escritorio.

El indice de Inseguridad se desconoce , lo que se conoce y por los Medios de comunicación la inseguridad anoche, le dispararon a una joven en su mano ahí falto la presencia no sirve de nada que lleguen diez patrullas cuando sucedió el hecho las patrullas tienen que andar en rondas por las calles cuidando al ciudadano.

Robos a mano armada, motochorros, circulación de grandes volúmenes de droga, delincuentes que se atreven cada día un poco más, y una alteración permanente en numerosos barrios de la periferia de las ciudades con mayor cantidad de habitantes, son sólo algunos de los ingredientes de un problema verdaderamente complejo.

Firma Adolfo Risode .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − doce =