Florencia Cahn: “Es difícil pensar en el futuro de la competencia si los clubes no van a poder cumplir con los protocolos”

La cantidad de casos positivos de coronavirus detectados en Boca encendió las alarmas sobre las burbujas sanitarias. En el Xeneize se detectaron 19 casos positivos y en River uno, en sus respectivos planes de aislamiento que llevan a cabo en la previa del reinicio de la Copa Libertadores. La infectóloga Florencia Cahn dialogó con Doble Amarilla y se refirió al sistema de las burbujas.

“Cuando hablamos de burbujas, hablamos de grupos reducidos de personas que no se mezclen entre sí, y no se recomienda uso de vestuarios al mismo tiempo, o que directamente no se utilicen. Probablemente haya sido un poco el apuro por volver a entrenar teniendo en cuenta el calendario, pero hay que ser muy cuidadosos”, indicó.

Habló del modo de proceder ante casos positivos y los contactos estrechos, además de destacar que “los asintomáticos tienen que aislarse por diez días desde el momento en que se lo hisopó”. Por otro lado, comentó que ve un panorama “difícil” de cara al reinicio de la copa Libertadores“No es imposible, pero requiere esfuerzo de parte de todos”, aclaró.


– Doble Amarilla: ¿Le sorprendió lo que pasó en las burbujas de River y Boca?
– Florencia Cahn:
 Sí, aunque por lo que tengo entendido que no se hicieron burbujas de pequeños grupos de jugadores. Estaban todos medios mezclados entre todos, pese a que estén concentrados. No conozco en detalle el caso, pero sé que compartían vestuarios y había una serie de acciones no recomendables.

– DA: ¿Por qué cree que ocurrió esto?
– FC:
 Creo que en líneas generales los protocolos tienen que escribirse bien, pero también cumplirse, porque sino pasan a ser simplemente un plantel. Cuando hablamos de burbujas, hablamos de grupos reducidos de personas que no se mezclen entre sí. Y no se recomienda uso de vestuarios al mismo tiempo, o que directamente no se utilicen, de acuerdo a la disposición de cada club. Probablemente haya sido un poco el apuro por volver a entrenar teniendo en cuenta el calendario, pero hay que ser muy cuidadosos, porque sino después pasa esto, tenés un caso y ocurre un brote.

– DA: ¿Los casos asintomáticos pueden entrenarse aunque sea en forma individual? ¿O no es recomendable?
– FC:
 Los casos asintomáticos tienen que ser aislados y lo mismo los contactos estrechos del caso, porque es la única forma de cortar la cadena de transmisión. También se están investigando las secuelas a largo plazo por problemas cardíacos, por eso tampoco es recomendable que entrenen hasta que se recuperen.

– DA: ¿Está a favor de las burbujas? ¿Pudo analizar otras que tuvieron mayor éxito en el mundo?
– FC:
 El sistema de burbuja, bien hecho, puede funcionar perfectamente. Lo que implica es un grupo reducido de 5 o 6, contando jugadores y parte del plantel haciendo todo junto dentro de esa burbuja, sin contacto con otras burbujas. Entonces el sistema funciona si está bien guiado. Si están concentrados en un hotel, y se respetan los grupos, es una verdadera burbuja.

– DA: Este medio hizo una nota donde consultó con varios infectólogos y no veían muy positivo el tema burbuja y la forma de proceder de los clubes…
– FC:
 Lo que pasa es que los protocolos son estrictos, es una enfermedad que se transmite fácilmente, pero no son imposibles de cumplir. Requiere de un compromiso muy importante de todas las personas que intervienen. Es la única forma posible de desarrollar la actividad.

– DA: ¿Ve viable que siga la Copa Libertadores en este contexto? Sobretodo porque los clubes argentinos tienen que viajar…
– FC:
 La verdad es que si los clubes no van a poder cumplir con los protocolos, o se empiezan a ver brotes, es difícil pensarlo. No conozco en detalle el calendario de cómo vienen los partidos, pero realmente es complicado. No es imposible, pero requiere esfuerzo de parte de todos.

– DA: ¿Cómo se procede en caso de un positivo y los contactos estrechos? ¿Se puede hisoparlos todos los días o no es viable?
– FC: 
Los que ya dieron positivo tienen que estar aislado y no hacen falta volverlos a hisopar, y los asintomáticos tienen que aislarse por diez días desde el día que se lo hisopó. Hay que tener en cuenta que los PCR son una foto del momento, entonces uno podría plantear el hisopado diario para tener una foto todos los días, pero es muy complicado. Salvo que se utiliza otro mecanismo, como el PCR en saliva, donde la muestra es mucho más fácil. Pero plantear un protocolo de hisopado diario lo veo difícil. Hay que acentuar los trabajos en las medidas de distancia y cumplimiento de la burbuja, e hisopar cuando sea necesario y de acuerdo a lo establecido.

– DA: ¿Y en el caso de los casos estrechos?
– FC: 
Esto es importante: los contactos estrechos tienen que hacer 14 días de aislamiento, a pesar de que los hisopados den negativo, porque es el período de incubación del virus. Un negativo no deja tranquilidad para volver a entrenar, tienen que aislarse sí o sí.

– DA: La llevo también a la situación a nivel país. ¿Qué ve a grandes rasgos de las medidas y la postura de la sociedad respecto al virus?
– FC:
 Estamos en un momento donde la situación epidemiológica es preocupante, sobretodo porque antes el 90% de los casos era en el AMBA, y lo seguimos teniendo, pero ahora tenemos otro 30% en las provincias, tenemos 18 provincias con circulación comunitaria. Veo a la gente cansada y necesitada por el tema económico y psicológico. Lo importante es que acá, si vuelven las actividades, es que sean con estrictos protocolos y mucha responsabilidad individual.

– DA: ¿Ve viable que vuelvan los bares y restaurantes en la Ciudad de Buenos Aires?
– FC:
 Lo que veo en los bares, los que vi cercanos a mi casa, es que hay personas sentadas enfrentadas, que no conviven, comiendo, sentados y sin barbijos. Yo lo veo riesgoso, porque además se está más de 15 minutos y se está en muy corta distancia. Tenemos que saber que las actividades que realizamos tienen consecuencias en otros. 

– DA: El entorno de Salud se muestra desesperado y en crisis, por ejemplo en el sector de terapia intensiva. ¿Qué opina sobre esto? 
– FC: 
Los porcentajes de ocupación de terapia intensiva son promedios, entonces uno puede decir 65%, pero hay lugares que están al 100%, y otros al 50%. El sector privado de Ciudad de Buenos Aires está tensionado, lo mismo en Río Negro, Jujuy y Mendoza. Esto llama a la reflexión de la ciudadanía, y es necesario hacer entender que usar un barbijo no es para satisfacer a un político, sino que es por nuestro bien. Tenemos que saber que nuestros actos pueden afectar a los demás.

– DA: A veces da la sensación que el Gobierno no termina de llegarle a la gente en términos de prevención, ¿coincide?
– FC:
 Creo que vivimos en un país federal, y cada jurisdicción decide lo que pasa en su lugar. Que el Presidente permita que se permiten la apertura de bares, queda sujeto a la mirada de cada provincia o sector. Pero es cierto que también hay consecuencias, por ejemplo en la movilidad de Provincia y Ciudad. Entiendo también que muchas veces pueden tener presiones, pero queda en cada uno. Yo no voy a tomar un café con mi amiga, porque yo no lo veo seguro y tampoco para mi amiga. 

– DA: ¿Le falta creatividad de campaña al Gobierno para mostrar lo que está pasando en el sistema sanitario?
– FC:
 Yo creo que las campañas tienen que pensarse justamente viendo cuáles son los diferentes tipos de receptores. No se puede comunicar igual para adultos mayores que para personas de 40 años o un adolescente. Siempre se puede comunicar más y mejor, de todos modos va más allá de eso y tiene que ver con que hay una baja percepción de riesgo y  hay una falsa sensación de seguridad, sobretodo de los jóvenes. Esto no es así, lo importante es aprender a convivir con el virus, pero sin naturalizar los números y sin dejar de cuidarnos, porque hasta que no tengamos la vacuna vamos a tener que seguir cuidándonos.

Nota Matias Quaranta Doble Amarilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − ocho =