Encontraron una camioneta abandonada en Justo Daract. Habrían cometido un robo en una campo

🛑A 36 horas de que un par de delincuentes asaltara al dueño de un campo vecino a Justo Daract, la camioneta que se habían llevado en el atraco fue hallada en las afueras de la localidad. Los ladrones la habían abandonado en un camino vecinal. En el interior, habían dejado parte del botín: unas chequeras, las llaves de la casa de las víctimas, las del vehículo y sus celulares.

Aunque la Toyota Hilux, gris oscura, estaba cubierta por una fina capa de tierra, característico en una zona rural, el personal de Criminalística peritará el interior y el exterior del rodado en busca de huellas.

Mientras tanto, los policías de la Comisaría 18ª revisan la filmación de una cámara que la víctima, Pedro Audrito, tiene en su casa, en el campo “San Carlos”, y que filma el exterior. En el video quedó captado que los delincuentes ingresaron al casco principal de la estancia a pie, refirió el subcomisario Juan Carlos Ferreira, subjefe de la Comisaría 18ª.

No obstante los investigadores sospechan que para llegar al campo, ubicado sobre la ruta provincial 11, a 15 kilómetros al suroeste de Justo Daract, obviamente los asaltantes no se valieron de sus piernas. Lo más probable es que hayan arribado en un vehículo conducido por un tercero.
El asalto fue el domingo, cerca de las 8 de la mañana. Audrito había tomado su camioneta y conducido los 400 metros que separan el casco principal de la tranquera. El hombre iba a recibir a otros dos productores agrícolas, que habían ido a buscar una máquina cosechadora que dejaron cuando estuvieron trabajando allí.

En esos minutos que recibía a los productores, dos delincuentes, encapuchados, entraron a su casa, donde estaba su esposa. Uno de los ladrones estaba armado, al parecer, con un revólver. “Redujeron a la mujer y sustrajeron dinero, alrededor de 60 mil pesos, joyas y dos escopetas, chequeras y dos celulares”, precisó el subcomisario.

Cuando Audrito regresó a la vivienda, también lo encañonaron. Le quitaron las llaves de su camioneta y de su casa y escaparon.

A la salida se toparon con los dos productores y los llevaron adonde estaban las otras víctimas. Cerraron la puerta de la vivienda con llave y huyeron.
La Hilux fue hallada al día siguiente, alrededor de las 19, por el dueño de otro campo que volvía a Justo Daract, en un camino conocido como “El Disco”, que está a unos 4 kilómetros del cruce de las rutas 11 y 55
Fuente El Diario de la Republica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + once =