Encontraron la moto del joven que sufrió un infarto antes de caer al arroyo

Este lunes por la tarde fue confirmado el hallazgo de la moto que XR 150 negra y plateada en la que se vio por última vez a Gustavo Gabriel González, el joven de 19 años que apareció muerto este domingo en Las Barranquitas. Tras numerosos rastrillajes realizados desde que fueron encontrados sus restos, los buzos de la Policía lograron dar con el rodado.

El jefe de la Comisaría 17 de El Trapiche, Cergio Agüero, precisó que estaba en un pozo de dos metros de profundidad, a unos 4 kilómetros de donde fue ubicado el cuerpo del chico, cubierta con barro y sedimentos. Además, detalló que tenía la llave puesta en posición de contacto, lo que refuerza la hipótesis de que estaba en marcha cuando fue arrastrada por la corriente.

La autopsia practicada a González reveló que el joven sufrió un infarto agudo de miocardio y que el cuerpo solo tenía algunas lesiones compatibles con una caída. Creen que el adolescente, que la medianoche del martes desapareció tras pedirle prestada la moto a un amigo, tuvo la falla al corazón cuando atravesaba un arroyo y que fue arrastrado por el agua tras caer del camino.

Marcos Flores Leyes, el juez que investiga el caso, confirmó que el cuerpo no tenía signos de una muerte violenta: ni golpes, ni fracturas, ni heridas de arma blanca. Sí una herida contusa en la cadera izquierda y una herida contusa cortante en la parte derecha de la mandíbula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =