Encontraron el cuerpo de Ivana Módica detrás del Hotel Edén, en La Falda

Después de ocho días de búsqueda, este viernes a las 23 fue hallado el cuerpo de Ivana Módica, de 47 años, después que su pareja y único detenido se declarara culpable del femicidio y dijera dónde había tirado losrestos de la mujer. El hallazgo se produjo tras un rastrillaje en la zona del Camino del Cuadrado, atrás del Hotel Edén, de La Falda, provincia de Córdoba. Allí los investigadores encontraron el cadáver en el lugar donde había señalado su asesino, el vicecomodoro Javier Galván, de la Fuerza Aérea.

Este viernes, Galván iba a ser trasladado al penal de Bouwer, pero llamó a su abogado y pidió declarar. Fue llevado a la fiscalía, en los Tribunales de Cosquín, alrededor de las 21 horas, acompañado por su abogado defensor, Felipe Jure, quien lo había desligado del hecho y hasta había acusado a Ivana de ejercer violencia contra su cliente.

Ante la fiscal Jorgelina Gómez, a cargo de la investigación, Galván confesó el femicidio y dijo dónde encontrarían el cuerpo de Ivana. Un hallazgo clave para que confesara Galván fue el peritaje sobre su auto, Renault Fluence, donde los investigadores encontraron rastros de sangre en el volante y en el asiento, luego de realizar pruebas con Luminol. También, un rollo de papel film de embalar “de una longitud de entre 50 y 60 centímetros”. 

La primera declaración

En su primera declaración, de unas 3 horas,el piloto de la Fuerza Aérea dijo que el viernes salió temprano a trabajar hacia Córdoba, mientras Ivana seguía durmiendo. Como al volver no la encontró, sostuvo Galván, le mandó un mensaje de texto que nunca tuvo respuesta.

Fuentes judiciales afirmaron, sin embargo, que cámaras de seguridad detectaron el auto del sospechoso en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique a la una de la madrugada del viernes. El hombre, por su parte, había dicho que en ese horario el auto estaba en el garage de la casa. Por eso, tras detectar las inconsistencias, se procedió a la detención de Galván y comenzaron en la zona rastrillajes con perros, drones y buzos.

egún los investigadores, Módica se comunicó por última vez con su hija Nicole el jueves de la semana pasada cerca de la medianoche, cuando intercambiaron mensajes mediante el teléfono celular. Su madre y Galván, contó, habían tenido problemas de pareja y hasta hubo una denuncia por violencia de género, radicada por la mujer antes de que volvieran a vivir juntos en diciembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + dieciocho =