El primer gran golpe que sufrió Luka Romero, el “nuevo Messi”: descendió con el Mallorca

A semanas de protagonizar un momento histórico al transformarse, con 15 años, en el futbolista más joven en debutar en la Liga de España, el argentino Luka Romero sufrió el primer gran golpe de su carrera: su equipo, el Mallorca, descendió a Segunda tras perder 2-1 ante el Granada. Y el fantasista, al que bautizaron “nuevo Messi”, permaneció en el banco de suplentes todo el encuentro, al igual que su compatriota Pablo Chavarría.

El nacido en México (pero toda su familia es argentina y vivió en el país antes de mudarse a España) se lleva la experiencia de aquellos siete minutos en campo frente al campeón Real Madrid (derrota 2-0 en la fecha 31 del certamen). Luka, quien ya disputó con la Albiceleste el Sudamericano Sub 15 de 2019 (el combinado argentino cayó en la final frete a Brasil) fue promovido al plantel profesional balear cuando volvió a los entrenamientos tras el párate por el coronavirus.

Estas semanas le permitieron a Romero mostrar parte de sus condiciones. Hace unos días se hizo viral un gol de tiro libre suyo en el entrenamiento del Mallorca que provocó el aplauso del arquero que lo sufrió. Su talento, que fue codiciado por Barcelona y el Real Madrid, ya había generado la admiración de Dani Alves cuando aún era más pequeño: coincidieron en la playa de Fermentera y el juvenil se animó a hacer jueguitos con el lateral brasileño, quien al ver su habilidad, soltó “es como Messi”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =