Cayó “El Perita”, el ladrón de 18 años acusado del robo comando al destacamento de Prefectura en Ezeiza

Con apenas 18 años, ayer por la tarde, la Policía Federal lo capturó en la esquina de San Martín y Laprida, en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, tras una investigación bajo la firma del juzgado federal número 2 de la jurisdicción a cargo de Juan Pablo Augé. La división Investigación del Robo Organizado lo rastreó y lo capturó, para trasladarlo luego a la dependencia de la PFA sobre la calle Madariaga en Villa Lugano, a la espera de su indagatoria.

Lo acusan de un robo particularmente temerario: el asalto comando a punta de pistola a la Planta Receptora de Comunicaciones de la Prefectura Naval Argentina, ubicada en el kilómetro 24,5 de la Autopista Ricchieri en Ezeiza, ocurrido a comienzos de este mes en una zona despoblada.

Cuando uno de los efectivos que custodiaba el lugar salió por la puerta trasera del edificio, fue sorprendido por uno de los delincuentes, quien le apuntó con un arma y lo obligó a ingresar al destacamento. Luego se sumaron otros dos encapuchados que procedieron a atar de pies y manos a tres agentes de seguridad. Finalmente huyeron con tres pistolas Pietro Beretta, con 9 cargadores y 135 proyectiles calibre 9 mm; también una escopeta Benelli, calibre 12,70, con 50 cartuchos calibre 12,70 (25 propósito general y 25 antitumulto); y tres chalecos antibala. El hecho fue de una gravedad significativa.

El golpe comando duró alrededor de 30 minutos en los que tras revolver el edificio, ubicado en un predio de 300 hectáreas en Ezeiza, y exigir a los prefectos en reiteradas oportunidades “la caja”, huyeron con armas municiones y chalecos antibalas. Según relató uno de los prefectos, uno de los ladrones les dijo: “A ustedes los vendió una policía de La Matanza, agradézcanle, los veníamos estudiando hace rato”.

Así, Augé ordenó buscar huellas en el lugar, tomar declaraciones testimoniales de los efectivos para hacer los respectivos identikits y realizar el análisis de las cámaras de seguridad. Hace dos semanastres sospechosos fueron detenidos en Esteban Echeverría luego de que supuestamente intentaran vender parte del material.

De acuerdo a fuentes del Ministerio de Seguridad, uno de los detenidos tenía un pedido de captura vigente por encubrimiento emitido por la Policía Federal. Durante los procedimientos llevados a cabo se secuestraron un revólver calibre .32, municiones, un chaleco táctico de la PNA, una credencial de lectura de derechos de la fuerza y teléfonos celulares.

La primera hipótesis con la que trabajaron los investigadores es que se trató de delincuentes provenientes de un asentamiento de la zona que conocían los movimientos del lugar. “Perita”, sin embargo, viene del barrio 9 de abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 1 =